German le gusta acceder a una cam porno en directo para pajearse

cam porno en directoGermán es un madrileño de treinta y tres años que trabaja como dependiente en una floristería desde hace séis meses después de que cerraran la tienda de electrodomésticos donde llevaba tres años trabajando. Germán es un chico soltero al que le gusta conectarse a una cam porno en directo para hacerse una paja teniendo sexo por cam con alguna mujer con las tetas grandes y el coño mojado pero hoy va a tener mucha suerte ya que estaba aburrido en casa y ha decidido entrar a un chat de ligar gratuito donde hay una sala con más de mil personas de Madrid y allí se ha puesto a hablar con un par de decenas de mujeres hasta que se ha puesto a hablar con Martina, una cuarentona con un cuerpo de escándalo que está casada pero que hace muchos meses que le pone los cuernos a su marido ya que tiene la polla pequeña así que Germán lo que ha hecho es hacer una videollamada para verse las caras y como está igual de buena o más que la chica de la cam porno en directo que se conectó anoche, Germán le va a decir a esta madurita de quedar esta noche para ir a cenar fuera donde poco va a tardar en lanzarse a comerle la boca a esta casada infiel a la que se llevará a casa para pegarle una buena follada en la boca antes de follar con ella y correrse dentro de su coño.